Chocotour. La crónica de Paloma y mi hermano.

¡El Chocotour sigue causando furor en Zaragoza! Y es que con listas de espera de un mes, que no ha habido un fin de semana que no estuvieran casi al completo, y que incluso tuvieron que añadir otro turno, no me extraña que hayan decidido continuar con la actividad que en un principio tenía como fecha final el 26 de diciembre del año anterior. Por lo que… ¡Aún queda una oportunidad para aquellos que no hayamos vivido la experiencia!

Mientras yo sigo pasando mis mañanas de sábado en el laboratorio mi hermano aprovechó la mañana del día de su cumpleaños para hacer la ruta con su amiga Paloma y le pedí que me hiciera una crónica de la experiencia que hoy os relato aquí.

La visita del Chocotour comenzó a las 11:30 (2º grupo de la mañana), la guía de Turismo de Zaragoza los recibió en la puerta de la Lonja de Zaragoza, en la plaza del Pilar donde les explicó antes de ir a la primera chocoparada, Chocolates La Abuela, la importancia del chocolate en Zaragoza. Y es que resulta que en 1534 el cacao llegó a Europa gracias a un monje llamado Aguilar que viajaba en las expediciones de Cortés, quien envió cacao al abad del monasterio de piedra, junto con las indicaciones de cómo prepararlo, y así, por primera vez en la historia se fabricó chocolate en Europa, y fue en la provincia de Zaragoza.

Chocolates La Abuela es una casa chocolatera artesanal que consiguió tal éxito con su tienda de Hostal de Ipiés (Huesca) que decidió abrir una tienda en la calle Don Jaime de Zaragoza. Aquí llegó la primera cata de tres clases de chocolates sólidos con diferente pureza y origen. Martín, argentino de Bariloche, los guió a través de la sensaciones que produce el chocolate en cada uno de tus sentidos: el tacto y la dureza del chocolate, la vista y el color del producto, el oído que puede escuchar en el romper el buen trabajo sobre la materia prima, y el gusto, que es con lo que se quedaron en ultima instancia.

La guía continuó el viaje al continente americano continuó con historias de los mayas, para lo cuales el cacao tenía valor religioso, los mayas preparaban brebajes de cacao para sacrificios y ritos iniciáticos y la gran fiesta del cacao, dedicada al dios Chac, o Tlaloc, dios de la lluvia, que se celebraba en los cacaoteros. Antes de partir al siguiente punto de la visita Martín les obsequió con un trocito de chocolate en rama.

Una inmersión en el pasado fue lo que experimentaron Paloma y mi hermano al otro lado de la calle, cuando entraron a la pastelería con casi 150 años de historia, Fantoba, o la Flor de Almíbar, que sigue conservando la impresionante decoración de madera tallada y el obrador original.

Fantoba es conocida entre otras cosas por las magníficas frutas de aragon que elaboran, dulce de fruta confitada bañado en chocolate, las cuales probaron en la tienda y que «como nunca sabes la fruta que lleva dentro, siempre te espera una sorpresa». También cataron las guindas al marrasquino que salen de lo habitual de la visita, ya que no llevan chocolate. No pudieron entrar al obrador por las fechas y el gran numero de gente de la visita pero dicen que merece la pena, tienen una impresionante piedra de Calatorao para elaborar guirlache.

Camino a la calle Alfonso y parada en La Chocolatería Valor, en la plaza Sas. Allí se les dió a degustar 4 tipos de chocolates líquidos con grandes contrastes entre ellos. Blanco Nepal para comenzar, chocolate a la francesa, frío y parecido a un batido, y dos chocolates negros calientes para terminar, el típico español y uno de mayor pureza, con un 52% de cacao. Los amantes del chocolate no se pueden perder este último con unos buenos churros, según mi hermano, aunque para gustos los colores. Además también se pudo contemplar los instrumentos tradicionales de la cocina y elaboración del chocolate al la taza.

Y para concluir el Chocotour, Chocolates Capricho, en la calle Don Jaime de nuevo. Pudieron ver un video de el camino que recorre el cacao para llegar a ser chocolate desde la recolección, el tueste…Hasta que a la industria chocolatera o la tienda llegan las materias primas, y ahí comienza la laboriososa preparación del chocolate, un proceso complejo, donde la temperatura juega un papel más que importante. En este punto ya estaban todos viendo al maestro chocolatero en el obrador situado al fondo de la tienda donde en directo te elabora unas magníficas piruletas de chocolate con peta zetas, que tras unos minutos enfriando en la cámara de frío ponen el dulce punto final de la visita.

Algo que mi hermano me destacó al contarme la experiencia fue el trato amable y la predisposición de los chocolateros que ponen todo de sí para contagiar su pasión por el chocolate a todo el visitante.

Las ganas que tengo de realizar el Chocotour se han multiplicado al escribir la crónica de mi hermano, la envidia me corroe, así que no lo voy a dejar pasar por más tiempo, en Febrero me uno a los ruteros del chocolate, ¿os apuntáis?

Otra anécdota más fue, como ya os he dicho, que era el cumple de mi hermano y llevaba ya unos cuantos años queriendo comprobar que en el parking de la plaza Salamero (Vinci) te regala la estancia si es tu cumpleaños, allí aparcó, y a la vuelta le salió gratis, como bien anunciaban. No obstante, la cara que debió poner el de caja cuando mi hermano le preguntó, demostró que no le había pasado muchas veces.

Galería Flickr | Chocotour

Más información | Zaragoza Turismo

Los negocios participantes | Chocolates La Abuela, Fantoba, Chocolates Valor y Chocolates Capricho

Otra crónica | Mi Recetario

Artículos relacionados en El Blog de Bertus:

Compártelo / Share this...
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

6 Comments Posted

  1. Sólo con ver la cara de felicidad que tiene tu hermano en la foto merece la pena apuntarse…no hay que dejarlo pasar!!!
    Vamos a acordar una fecha ya!!jejeje

  2. Buen articulo, Bertus!
    Muy bien documentado, a pesar de la falta de los apuntes que fui tomando durante la visita.

    Hasta me está apeteciendo ir otra vez después de leer… mmm!

  3. Guiye: Ya tenemos fecha, el 20 de febrero, que no nos de más envidia.

    Javi: Gracias a ti Bro, por toda la info almacenada en tu cabeza y en la tarjeta de memoria de la cámara.

    Productos Ecológicos: Es genial.

    Saludos!

  4. Muchas gracias por uestros palabras tan dulces!!!
    Si te puedo ayudar en cual que cosa escribame y hablaremos.
    Saludos,
    Saul.

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. Una merienda en el laboratorio: chocolate a la taza de Colacao y maizena | El Blog de Bertus
  2. La crónica de la ruta del Chocotour de Zaragoza por Bertus | El Blog de Bertus

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.